miércoles, 21 de junio de 2017

ZUMO VERDE DETOX

Hola a todos!!

Hoy me paso en plan rápido por aquí para contaros la receta de zumo verde detox que he hecho y animaros a hacerla, ya que no se tarda nada y tienes un vaso lleno de cosas ricas que te aportan un montón a tu organismo.


Ahora están muy de moda todos estos zumos que se llaman detox. Unos son para darte energía, otros para quitar estrés, otros para no sé qué… Yo no controlo mucho de esto, así que para mí es simplemente una manera muy rica de tomar verduras, de incluir un “plato” sano en nuestra dieta y de desintoxicar un poco más nuestro organismo.

La receta en la que me he inspirado creo que la leí por encima hace tiempo en alguna revista online. Yo soy muy dada a hacer pantallazos de todo aquello que veo que me llama la atención, y sobre todo, de recetas. Así que tenía por ahí un pantallazo perdido entre todas las fotos del móvil con este zumo. No lo he hecho igual, ni en cantidades ni en todos los ingredientes. Pero he de deciros que ha quedado bastante rico. Sorprendentemente para mí, porque la verdad pensaba que sería muy sano y tal, pero que beberte un vaso entero de ese zumo no iba a ser lo mejor que había probado en la vida y la verdad es que me ha gustado.




INGREDIENTES:
  • 1 taza de agua fría
  • 1 puñado de espinacas
  • 1 puñado de apio
  • 1 puñado de lechuga
  • Zumo de medio limón
  • Medio plátano

Yo lo he hecho en la batidora normal de toda la vida.

Primero he lavado las espinacas, la lechuga y el apio. Las cantidades, pues eso, un puñado. No lo he pesado.

He echado la taza de agua en el vaso de la batidora, junto con todas las verduras, y he batido hasta que quedara muy líquido. Suelo poner un trapo de cocina encima de la batidora cuando bato algo tan líquido.

Después he añadido el medio plátano y un poco de zumo de limón (no ha llegado ni a la mitad del limón). Y volvemos a batir.

Toda esta mezcla la he colado y la cantidad que me ha salido de zumo ha sido como el vaso de las fotos y un pelín más. Vamos, como para una persona nada más. 

Espero que os haya gustado! Yo lo volveré a hacer de vez en cuando para dar un chute detox al cuerpo!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki.



Un beso
Ane



jueves, 15 de junio de 2017

QUICHE DE VERDURAS Y CHAMPIÑONES

Hola chic@s!

Esta semana os traigo una receta que es una variación de una que os puse hace ya algunos meses, que fue la Quiche Lorraine.

Esta vez he hecho una Quiche de verduras y champiñones. 


Me encantan las quiches, la verdad. Es una receta que la puedes hacer con todos los ingredientes diferentes que quieras. Aprendiendo una receta y cambiando los ingredientes, tienes un montón de recetas en una.

Es bastante fácil de hacer y además, estéticamente, quedan ideales.

Lo único que no he hecho, de momento, es la masa brisa o quebrada a mano. Lo tengo pendiente. La verdad es que tengo un pequeño problema en mi cocina, ya que mi encimera es de madera. Es preciosísima pero para amasar encima como que no. Así que tengo que hacerme con alguna placa de plástico, algo tipo mármol, o no sé de qué material, pero que sirva para amasar encima. Alguna idea????

Bueno, en cuanto a la quiche, quería que fuera de verduras, pero le he puesto unos pocos champiñones para darle un poco más de alegría. Aunque no muchos para que los ingredientes principales fueran las verduras. Otra vez ya haré una de champis como Dios manda.

INGREDIENTES: 
  • 1 placa de masa brisa
  • 1 calabacín 
  • 1 cebolleta 
  • 1 puerro
  • 100 g de champiñones
  • 200 ml de nata de cocinar 
  • 100 ml de leche entera 
  • 4 huevos 
  • Sal 
  • Pimienta 
  • Queso parmesano 
  • Aceite 

Precalentamos el horno a 180°.

Picamos todas las verduras y los champiñones en trocitos pequeños. Ponemos un poco de aceite en una sartén y los sofreímos un rato hasta que estén un poco hechos. Luego van a estar media horita en el horno, así que se acabarán de hacer allí. Yo los habré tenido unos 15-20 minutos.

Por otro lado vamos a ir haciendo la masa.

Necesitamos un molde para quiches. Son los que tienen los bordes como onduladitos o rizaditos. El mío es este, de Ibili, tiene unos 28 cm de diámetro, unos 3 de alto y es metálico.

Preparamos el molde. Yo le echo primero spray desmoldante y después pongo la masa brisa. Lo que me sobre de los bordes, lo recorto. Suelo pasar un rodillo por encima del borde para recortar lo que sobra. Después pincho con un tenedor toda la base, pongo un papel de horno encima y, encima de este, garbanzos. Todo esto es para que no se suba la masa. Metemos al horno 15 minutos a 180°.

En estos 15 minutos, además de que las verduras ya se acaban de hacer, tenemos que batir los huevos con la nata y la leche. Cuando estén bien batidos, echamos sal y pimienta negra al gusto. Echamos las verduras y champiñones a esta mezcla y removemos un poco.

Un inciso. Sólo he echado sal a la mezcla de huevos, nata y leche. No soy de echar muchísima sal a nada. A mí me gusta así pero igual vosotros queréis echar un poco más de sal a las verduras.

Sacamos el molde del horno y dejamos que se enfríe un pelín para después poder quitar los garbanzos de encima y el papel de horno.

Realmente no sé si es del todo necesario poner el papel entre la masa y los garbanzos, pero de momento a mí me queda bien. A ver si otro día hago una sin ponerlo para probar. 



Una vez hayamos quitado los garbanzos, echamos la mezcla sobre el molde. La movemos un poco para que queden las verduras por todos los lados.

Por último, yo he rallado un poquito de queso parmesano por encima.

Metemos al horno a 180° unos 30 minutos.

Sacamos y ya tenemos nuestra quiche lista para comer!!!!

Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki.



Un beso 
Ane




martes, 6 de junio de 2017

CARROT CAKE O TARTA DE ZANAHORIA

Hola chic@s!

Esta semana la empezamos con una tarta, que ya tocaba! Volvemos a las recetas dulces.

Hace tiempo os puse unos cupcakes de zanahoria con crema de queso y hoy os traigo la tarta en vez de los cupcakes. La famosa Carrot cake o Tarta de zanahoria.




La receta no es la misma, pero tanto una como otra están muy ricas y, por supuesto, podéis hacer las dos en forma de tarta o de cupcakes.

Personalmente, desde que la probé, he de decir que la tarta de zanahoria es una de mis preferidas. Mucha gente la hace con pasas y, a mí, lo siento en el alma, pero no me gustan nada. Así que agradecería que, de vez en cuando, no se las echaran ( por favoooor!). Yo siempre la hago sin pasas, aunque se las podéis echar sin problemas.

Esta receta que hago de la tarta de zanahoria es de Alma Obregón. He quitado las pasas, por supuesto. 
Es una tarta que he hecho varias veces ya y siempre queda muy buena. Peeeero, esta vez, que la hacía para ponérosla en el blog, ha sido la vez que peor me ha quedado. Y la verdad es que no sé porqué. Es lo que tiene la cocina, a veces salen las cosas diferentes haciendo lo mismo de siempre. Aún así he decidido poner la receta en el blog porque la he hecho muchas veces y siempre ha funcionado. Seguro que he hecho algo mínimamente diferente y por eso ha salido algo peor. Y como os digo, la receta no es mía, vamos, que no es que me haya inventado algo. Es una receta de alguien que sabe de recetas y por eso os la pongo. Eso sí, me he quedado un poco plof...y encima lloviendo, jaja, empezamos mal el martes.

Por cierto, antes de la receta, he estado viendo que mi última receta, el Potage Parmentier, no tuvo mucho éxito. Qué pasa, glotoncitos, que solo queréis tartas??? y la operación bikini?? En fin, después de esta reflexión vamos con la receta.

INGREDIENTES:
  • 210 g de harina
  • 2 cucharaditas de levadura tipo Royal
  • 2 cucharaditas de canela
  • 3 huevos
  • 180 ml de aceite oliva suave
  • 180 g de azúcar
  • 210 g de manzana
  • 225 g de zanahoria
  • Un puñado majo de nueces picadas
Para hacerla he usado dos moldes tipo layer cake de 18 cm de diámetro. Aquí, por ejemplo, podéis encontrar estos moldes layer cake.

Precalentamos el horno a 180°.

Por un lado, tamizamos la harina con la levadura y la canela.

Por otro, rallamos las zanahoria y las manzanas.

Batimos el azúcar con los huevos y el aceite. Cuando esté bien batido, añadimos la mezcla de la harina. Batimos.

Después añadimos la zanahoria y la manzana. Mezclamos.

Y añadimos las nueces.

Dividimos la masa en dos y echamos la mitad en cada uno de los moldes que, previamente, hemos engrasado.

Metemos al horno (yo lo hago de uno en uno) unos 25-30 minutos o hasta que, cuando pinchemos con un palillo, salga limpio.

Sacamos, dejamos enfriar encima de la rejilla y desmoldamos.


INGREDIENTES PARA LA CREMA DE QUESO:
  • 300 g de azúcar glacé
  • 125 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 125 g de mantequilla sin sal

Tamizamos el azúcar y lo mezclamos, batiendo, con la mantequilla blandita y, cuando esté todo bien incorporado, añadimos el queso y seguimos batiendo.

Para decorar la tarta, tenéis varias opciones. Podéis cubrirla entera o poner relleno sólo entre los bizcochos y en la parte de arriba, que es como yo lo he hecho esta vez.

Lo que suelo hacer yo es echar la crema en una manga pastelera con una boquilla mediana (yo suelo usar para esto la 1M o 2D de Wilton). Echo encima de cada bizcocho (en este caso solo son dos) y antes de montar uno encima de otro, los meto un poco al frigo para que se endurezca un poco y al poner un bizcocho encima del otro, no lo aplaste.

La crema de queso hay que conservarla en el frigo. Así que si vais a tardar en comer la tarta o hacéis la crema pero no la echáis hasta última hora, la guardáis en la nevera. Eso sí, la tenéis que sacar un rato antes de comer para que esté a temperatura ambiente (o para echarla en la tarta si no lo habéis hecho antes).

Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki.

Y por cierto, si os apetece que ponga una receta en concreto por aquí, me podéis mandar sugerencias. Que lo mismo lo que me pedís no sé hacerlo pero lo intentaremos aunque sea ;). O incluso si tenéis alguna receta propia que me queráis contar, la podemos probar (por supuesto, diría que es vuestra, faltaría más!)

Un beso











viernes, 2 de junio de 2017

POTAGE PARMENTIER O SOPA DE PATATA Y PUERRO

Hola a tod@s!

La verdad es que, con el día que ha hecho hoy, la receta que os traigo no pega nada. Pero ya la tenía pensada hace unos días y, sinceramente, a mí no me importa mucho comer caliente aunque haga calor, así que la he hecho igual. Admito que la he puesto un poco templadita, no en plan caldero del infierno (tampoco era plan de ponerse a sudar…).

Desde hace un tiempo tengo en mi “poder” el libro de Julia Child, “El arte de la cocina francesa”, que es uno de los libros básicos de cocina. Al menos para mí. Después de mirarlo y medio leerlo varias veces, me he decidido a empezar con sus recetas. Hoy he hecho la primera. Muy sencilla, pero me ha parecido muy rica. Así que os la cuento.

Es Potage Parmentier. 



Por cierto, ¿habéis visto la peli de “Julie & Julia”? Trata de una chica que decide hacer todas las recetas del libro de Julia en un año y contarlas en un blog. Tanto como eso no voy a hacer, pero voy a empezar poco a poco a hacer las que considere más sencillas del libro, igual algunas adaptándolas a mis gustos o a ingredientes que tenga más a mano… Porque no todo en la vida son dulces!!!

Bueno, como os decía, la de hoy es Potage Parmentier. Es una sopa o crema muy sencilla que seguro que algunos ya hacéis en casa, y simplemente la llamáis crema de puerro y patata, jaja, pero oye, siempre se puede aprender algo nuevo. Digamos, también, que es parecido a una vichyssoise pero calentita.

INGREDIENTES (para 2 personas)
  • 1 litro de agua
  • 2 patatas grandes
  • 2 puerros
  • ½ cucharada de sal
  • 3 cucharadas de nata de montar
  • Perejil
Las cantidades no son exactamente iguales a como aparecen en el libro.



Cortamos la verdura en trocitos no muy grandes y la ponemos al fuego en el litro de agua durante unos 45 minutos o hasta que esté tierna. Yo lo he puesto a fuego medio-alto.

Cuando pasa este tiempo hay que triturar la patata y el puerro. Yo lo he hecho como dice el libro, con un pasapuré, pero lo podéis hacer con un tenedor (si queréis que quede más gordo) o con una batidora (si queréis que quede más fino). Con el pasapuré queda una textura bastante rica.

Revolvemos bien para que se integre bien con el líquido.

En mi caso, lo he comido justo después de hacerlo, así que simplemente le he echado las cucharadas de nata por encima y un poco de perejil.

Si lo vais a comer más tarde, dejáis que repose y, justo antes de comerlo, lo calentáis un poco y ya fuera del fuego, le echáis la nata y el perejil. Podéis echar cucharada y media de nata por persona y plato. Perejil al gusto.

En la receta original pone que el puerro se puede cambiar por cebolla y la nata por mantequilla. No sé qué tal quedará pero, tal y como la he hecho yo, queda de rechupete. 



Espero que os haya gustado!!! No me diréis que no  ha sido súper fácil!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso
Ane




jueves, 25 de mayo de 2017

COQUITOS

Hola otra vez a tod@s!

Esta semana nos vemos dos veces. Estoy que lo tiro, jajaja!!

Bueno, mi idea es hacer, por lo menos, una receta a la semana para el blog, pero si las cosas van bien y me da tiempo, os pondré más de una, como se ha dado el caso esta semana.

La que os traigo hoy es dulce y es fácil no, lo siguiente.

Desde el principio os he comentado que en este blog os voy a intentar poner siempre, dentro de lo que cabe, recetas fáciles, que pueda hacer todo el mundo y con ingredientes sencillos de encontrar. Puede que, alguna vez, haya alguna más rebuscada pero, en general, intento encontrar y hacer cosas sencillas pero no por eso menos ricas.

Bueno, hoy lo que vamos a hacer son coquitos. Dentro de las recetas de coquitos, la que os voy a contar es de las más sencillas ya que sólo lleva 3 ingredientes. Luego hay mil recetas de coquitos con más ingredientes pero hoy vamos a hacer una de las más básicas.


INGREDIENTES (a mí me han salido 14 unidades)
  • 150 g de coco rallado
  • 100 g de azúcar
  • 1 huevo 
Precalentamos el horno a 180°.

Tenemos que echar en un bol el coco y el azúcar y revolvemos para que esté bien mezclado. Batimos el huevo y lo echamos y removemos poco a poco hasta que esté todo bien integrado.

Con la masa tenemos que ir haciendo bolitas. La forma es un poco al gusto. Pueden ser redondas o como una especie de cono…

Cuando estén todos hechos, los ponemos en una bandeja de horno con el papel correspondiente y los metemos unos 15 minutos. Sacamos, dejamos enfriar y a comer!!


Espero que os haya gustado!!!

Tengo una tercera foto de los coquitos en la que se ven por dentro. Os la dejo por aquí también.



Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki.


Un beso

miércoles, 24 de mayo de 2017

FALAFEL CON SALSA DE YOGUR

Hola a todos!

Me he animado esta semana a hacer una receta antes de tiempo, o sea, antes de lo que normalmente os suelo escribir.

Es un plato que quería hacer hace tiempo y hoy (martes) lo hemos hecho para comer. Y he pensado en ponérosla en el blog porque es bastante fácil y queda rica aunque como lleva varias especias la podéis variar un poco al gusto, según lo que os guste, más o menos.

La receta de hoy es falafel con salsa de yogur. No es que haya comido muchas veces falafel pero es un plato que cuando lo he probado, ya me ha gustado!


El falafel es una croqueta de garbanzos o haba y se originó en algún lugar del subcontinente indio. Actualmente se come en India, Pakistán y Oriente Medio y, en los últimos años, se ha dado a conocer en Occidente gracias a los restaurantes especializados en comida oriental y vegetariana. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina, bien en sándwich de pan de pita, bien como entrada (Wikipedia)

Es una receta muy fácil, ya veréis! Lo único que llena bastante, así que tenedlo en cuenta. Para hacer esta receta me he inspirado en el canal de Youtube “Cocina para todos”. Es un canal que he descubierto hace no mucho y la verdad es que está genial!

INGREDIENTES (con estas cantidades salen unas 18 unidades, depende un poco del tamaño que las hagáis):

Para el falafel:
  • 250 g de garbanzos
  • 250 ml de agua 
  • ¾ de una cebolla
  • Un puñado de perejil
  • Comino
  • Cayena
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Levadura química tipo Royal
  • Pan rallado
Para la salsa de yogur:
  • 1 yogur natural sin azúcar
  • Zumo de medio limón
  • Medio ajo
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Aceite
Lo primero que debemos hacer es dejar los garbanzos en agua desde la noche anterior.

Al día siguiente, metemos en la batidora los garbanzos, el agua, el perejil picado y la cebolla picada en trocitos. Y batimos. Yo he usado una batidora normal y corriente. No es muy grande, es la normal de toda la vida. Así que lo tenido que hacer en dos tandas y luego la mezcla la he echado en una cazuela para acabar de triturarlo allí.

Cuando está todo bien mezclado, vamos echando todas las especias. No os digo cantidades porque es un poco al gusto. Yo creo que habré echado como media cucharadita de cada una. De levadura he echado una cucharadita.

Por ultimo quedaría el pan rallado. Hay que ir echando poco a poco y vamos removiendo hasta que consigamos una textura que nos permita hacer bolas para luego freír. Yo he echado unas 10-12 cucharadas en total.

Mezclamos bien y metemos al frigorífico un rato. Yo lo he tenido una hora más o menos.



Mientras se enfría podemos ir haciendo la salsa de yogur.

Para ello, sólo tenemos que echar en un bol un yogur natural sin azúcar, el zumo de medio limón, medio ajo picado muy finamente (podéis echar menos si no queréis que sepa mucho a ajo), pimienta negra y sal al gusto y un chorrito de aceite de oliva. Mezclamos bien. Y listo.

Sacamos la masa del falafel y hacemos una especie de croquetas con ella. Podemos hacerlas redondas, o aplastarlas un poco tipo hamburguesitas. El tamaño, también un poco como queráis. Yo las he hecho un poco más grandes que unas croquetas.

Freímos en abundante aceite y ya tenemos nuestro falafel con salsa de yogur.

Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki.

Un beso



jueves, 18 de mayo de 2017

ECLAIRS RELLENOS DE NATA

Hola a tod@s!

Ya estoy aquí como (casi) cada jueves. O viernes, porque la mayoría lo veis el viernes, que es cuando lo pongo en redes sociales o cuando os llega por mail a los que estáis suscritos. Pero yo lo escribo los jueves.

Hoy os traigo la receta que la semana pasada me salió mal. He estado buscando para hacer la misma en otros libros, blogs, etc., y parece que la he encontrado. Quizá haya otra mejor pero, de momento, os cuento esta y en el futuro ya veremos.

Son eclairs. En este caso, rellenos de nata.


Alguno ahora mismo estará diciendo: “ecl….qué???”

Se llaman eclairs porque, en teoría, tienen su origen en Francia, pero aquí se los conoce también como relámpagos, petisús, pepitos, etc.

Se hace con la misma masa con la que se hacen los profiteroles, sólo que estos son redondos y los eclairs alargados. Y podéis rellenarlos de lo que queráis: nata, crema, chocolate, frutas, algo salado…

Para rellenarlos, podéis bien hacerles un agujerito y meterles el relleno (más difícil) o bien, como he hecho yo esta vez, cortar por el medio y rellenar.

La receta de los eclairs la he sacado del libro “Recetas de fiesta” del libro de Webos Fritos (ya os he hablado de este blog alguna vez). La nata, las cantidades, la he hecho un poco a ojo.

INGREDIENTES (a mi me han salido 14):

Eclairs:
  • 65 g de agua (en esta receta viene en gramos)
  • 65 g de leche entera (en esta receta viene en gramos)
  • 65 g de mantequilla sin sal
  • 2 huevos tamaño L
  • 70 g de harina
  • 2 g de sal (o un par de pizquitas, que igual el peso ni os pesa los 2 gramos)
Nata (un poco al gusto, vais probando si queréis más o menos azúcar):
  • 475 ml de nata de montar 35% M.G.
  • 5 cucharadas de azúcar glacé

Precalentamos el horno a 180°.

Por un lado, echamos en un cazo el agua, la leche, la sal y la mantequilla a temperatura ambiente y lo vamos calentando, poco a poco, para que se deshaga la mantequilla bien. Después tenemos que dejar que llegue a hervir. Cuando esto ocurra, lo quitamos del fuego y echamos toda la harina que previamente hemos tamizado.

Mezclamos todo bien con una espátula de silicona. Cuando esté bien mezclado, lo volvemos a poner al fuego (fuego medio) y lo dejamos allí hasta que, al moverlo, veamos que en la parte de abajo del cazo u olla se hace como una película…. Lo movemos unas 2 o 3 veces más (se seguirá formando esta película todo el rato, por eso lo seguimos moviendo) y lo sacamos a un bol. Dejamos reposar unos minutos.

Batimos los huevos y los vamos echando poco a poco a la masa. Removemos bien con la espátula de silicona. No echamos todos los huevos a la vez. Lo hacemos poco a poco y vamos removiendo hasta que quede bien integrado. Cuando esté todo, lo dejamos reposar con un papel film cubriéndolo unos minutos otra vez, para que se enfríe un poco.

Ahora necesitaremos una manga pastelera y una boquilla rizada, que podéis conseguir aquí y aquí.

Metemos la masa en la manga con la boquilla y tenemos que hacer como churretes de unos 10-12 cm (esto un poco al gusto, como queráis que sean de grandes o de pequeños) encima de la bandeja de horno a la que le hemos puesto el papel de horno correspondiente.

Lo metemos al horno primero unos 15 minutos a 180º y seguido otros 15 minutos a unos 160º, más o menos.

Sacamos y los dejamos sobre la rejilla. Yo he hecho dos tandas, porque no se deben poner muy muy juntos en la bandeja.

Para la nata, simplemente he montado los 475 ml de nata de montar y, cuando he visto que ya estaba bien montada, he echado el azúcar glacé poco a poco.

Para la presentación he abierto con un cuchillo de sierra los eclairs y he echado la nata con una manga pastelera y otra boquilla rizada y por encima he echado un poco de azúcar glacé a cada uno.


Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso