jueves, 18 de mayo de 2017

ECLAIRS RELLENOS DE NATA

Hola a tod@s!

Ya estoy aquí como (casi) cada jueves. O viernes, porque la mayoría lo veis el viernes, que es cuando lo pongo en redes sociales o cuando os llega por mail a los que estáis suscritos. Pero yo lo escribo los jueves.

Hoy os traigo la receta que la semana pasada me salió mal. He estado buscando para hacer la misma en otros libros, blogs, etc., y parece que la he encontrado. Quizá haya otra mejor pero, de momento, os cuento esta y en el futuro ya veremos.

Son eclairs. En este caso, rellenos de nata.


Alguno ahora mismo estará diciendo: “ecl….qué???”

Se llaman eclairs porque, en teoría, tienen su origen en Francia, pero aquí se los conoce también como relámpagos, petisús, pepitos, etc.

Se hace con la misma masa con la que se hacen los profiteroles, sólo que estos son redondos y los eclairs alargados. Y podéis rellenarlos de lo que queráis: nata, crema, chocolate, frutas, algo salado…

Para rellenarlos, podéis bien hacerles un agujerito y meterles el relleno (más difícil) o bien, como he hecho yo esta vez, cortar por el medio y rellenar.

La receta de los eclairs la he sacado del libro “Recetas de fiesta” del libro de Webos Fritos (ya os he hablado de este blog alguna vez). La nata, las cantidades, la he hecho un poco a ojo.

INGREDIENTES (a mi me han salido 14):

Eclairs:
  • 65 g de agua (en esta receta viene en gramos)
  • 65 g de leche entera (en esta receta viene en gramos)
  • 65 g de mantequilla sin sal
  • 2 huevos tamaño L
  • 70 g de harina
  • 2 g de sal (o un par de pizquitas, que igual el peso ni os pesa los 2 gramos)
Nata (un poco al gusto, vais probando si queréis más o menos azúcar):
  • 475 ml de nata de montar 35% M.G.
  • 5 cucharadas de azúcar glacé

Precalentamos el horno a 180°.

Por un lado, echamos en un cazo el agua, la leche, la sal y la mantequilla a temperatura ambiente y lo vamos calentando, poco a poco, para que se deshaga la mantequilla bien. Después tenemos que dejar que llegue a hervir. Cuando esto ocurra, lo quitamos del fuego y echamos toda la harina que previamente hemos tamizado.

Mezclamos todo bien con una espátula de silicona. Cuando esté bien mezclado, lo volvemos a poner al fuego (fuego medio) y lo dejamos allí hasta que, al moverlo, veamos que en la parte de abajo del cazo u olla se hace como una película…. Lo movemos unas 2 o 3 veces más (se seguirá formando esta película todo el rato, por eso lo seguimos moviendo) y lo sacamos a un bol. Dejamos reposar unos minutos.

Batimos los huevos y los vamos echando poco a poco a la masa. Removemos bien con la espátula de silicona. No echamos todos los huevos a la vez. Lo hacemos poco a poco y vamos removiendo hasta que quede bien integrado. Cuando esté todo, lo dejamos reposar con un papel film cubriéndolo unos minutos otra vez, para que se enfríe un poco.

Ahora necesitaremos una manga pastelera y una boquilla rizada, que podéis conseguir aquí y aquí.

Metemos la masa en la manga con la boquilla y tenemos que hacer como churretes de unos 10-12 cm (esto un poco al gusto, como queráis que sean de grandes o de pequeños) encima de la bandeja de horno a la que le hemos puesto el papel de horno correspondiente.

Lo metemos al horno primero unos 15 minutos a 180º y seguido otros 15 minutos a unos 160º, más o menos.

Sacamos y los dejamos sobre la rejilla. Yo he hecho dos tandas, porque no se deben poner muy muy juntos en la bandeja.

Para la nata, simplemente he montado los 475 ml de nata de montar y, cuando he visto que ya estaba bien montada, he echado el azúcar glacé poco a poco.

Para la presentación he abierto con un cuchillo de sierra los eclairs y he echado la nata con una manga pastelera y otra boquilla rizada y por encima he echado un poco de azúcar glacé a cada uno.


Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso







jueves, 11 de mayo de 2017

ENDIVIAS RELLENAS

Hola a tod@s!

Tenía una receta estupendísima pensada para esta semana. Pero ha sido un rotundo fracaso, así que no os la puedo contar. Y eso que no era la primera vez que la hacía, pero oye, no sé muy bien por qué, hoy me ha quedado fatal. Investigaré cómo solucionar mis problemas con ella y a ver si os la puedo poner por aquí.

Así que eso, esta mañana, después de mi fracaso absoluto, he pensado otra receta muy facilita, que ha sido la que he hecho hoy para comer. En este caso no es un postre. Podéis ponerla como primer plato. O entrante. O plato único. Depende de lo que os guste, de la cantidad que pongáis…cada uno lo que queráis.

Como os digo, es muy muy fácil y son endivias rellenas.


INGREDIENTES:
  • 8 hojas de endivias grandes
Para el relleno:
  • 4 hojas más de endivias para picar
  • 200 g de queso crema
  • 3 lonchas de pavo o taquitos de pavo
  • 3 lonchas de jamón serrano o taquitos
  • Un puñado de nueces
  • Sal
  • Pimienta negra
Para la vinagreta:
  • Aceite
  • Sal
  • Vinagre
  • Nueces
  • ½ cucharadita de mostaza de Dijon

El plato es muy sencillo. Lo único es que, en algunos ingredientes, no os pongo cantidad porque es un poco al gusto. De hecho, de casi todo podéis echar más o menos y vais probando. Podéis echar más pavo o más nueces o lo que queráis.

Lo primero, lavamos las endivias y las dejamos preparadas en un plato.

Para la crema, he mezclado unos 200 g de queso crema con el pavo y el jamón cortado en trocitos. Yo he usado lonchas porque es lo que tenía en casa. Si tenéis que comprar, podéis usar taquitos también.

He picado unas 4 hojas de endivias y un puñado majo de nueces y lo he echado a la mezcla. Por último, he añadido sal y pimienta negra.

Para la vinagreta he mezclado aceite de oliva virgen extra con vinagre de manzana, sal, otro puñadito de nueces picadas y media cucharadita de mostaza de Dijon.

Y, por último, sólo nos quedaría montar las endivias. Yo he puesto un poco de relleno encima de cada hoja y con la vinagreta por encima. 


Parece un plato ligero pero la verdad es que llena y os tiene que gustar el queso crema porque casi es el ingrediente principal. A mí es que me chifla…

Realmente no es una receta receta ya que no tiene mucha elaboración, pero bueno, es una idea más para hacer de vez en cuando en casa.

Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso

viernes, 5 de mayo de 2017

BRAZO DE GITANO SENCILLO

Buenas a todos!

Qué tal os ha ido esta semana?

Ya mayo! Cómo pasan los meses! A ver si se nota y empieza a hacer mejor tiempo y se puede hacer más planes los fines de semana…

Esta semana os traigo una receta que nunca había hecho. Así que, sabiendo que es nueva también para mí, he hecho la versión más sencilla que se me ha ocurrido. Más adelante se puede volver a hacer con otros sabores o decorada de otra manera…

Es un brazo de gitano! Vamos, que receta moderna moderna como que no es, jaja!


Pero bueno, hay que aprender a hacer de todo. Los postres de toda la vida y los más modernos.

En esta ocasión la he hecho con un bizcocho básico y rellena de un ganache de chocolate.

Ya veréis que es muy fácil. Lo más difícil de la receta de hoy es el momento de enrollarla.

Según Wikipedia, el brazo de gitano es un pastel relleno que se arrolla en forma de cilindro. Se elabora con una masa genovesa cubierta de una mermelada o crema (nata, moca, chocolate) y luego enrollada. Puede estar decorado con una cobertura de azúcar glacé, chocolate, glaseado, merengue o nata, entre otros.

Si os metéis a investigar un poco, veréis que se hace en muchos países y que el origen tampoco está muy claro.

La receta del bizcocho yo la he sacado de uno de mis múltiples libros de Alma Obregón. El ganache, las cantidades, las he hecho un poco a ojo, pero creo que ha quedado bien.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
  • 4 huevos tamaño L
  • 100 g de azúcar + 2 cucharadas más
  • 100 g de harina
  • 7 g de levadura ( como medio sobre de levadura Royal)
  • un poco de azúcar glacé
Para el ganache:
  • 200 ml de nata de montar 35% MG
  • 175 g de chocolate negro

Precalentamos el horno a 180°.

Separamos las yemas de las claras. Por un lado, tenemos que batir las yemas con las dos cucharadas de azúcar hasta que estén claritas y reservamos. Por otro lado, tenemos que montar las claras a punto de nieve.

Cuando las claras ya estén montadas, vamos echando los 100 g de azúcar poco a poco mientras seguimos batiendo.

Cuando esté todo bien mezclado y las claras bien montadas, añadimos la mezcla de las yemas y lo mezclamos con una espátula de silicona, poco a poco, procurando que las claras no se bajen.

Cuando esto último ya esté, añadimos la harina junto con la levadura, que previamente hemos tamizado. También lo añadimos con la espátula de silicona con movimientos suaves y envolventes para que las claras no se bajen.

Engrasasamos la bandeja del horno, ponemos encima papel de horno y echamos la mezcla. Os quedará muy finita. De eso se trata. Metemos al horno y lo dejamos unos 10 minutos.

Cuando lo saquemos, con una espátula, separamos las esquinas.

Tenemos que tener preparado otro papel de horno cubierto de azúcar glacé. Volcamos nuestra plancha de bizcocho sobre este papel y quitamos el papel que le cubre (el que estaba en el horno). Hacemos un rollo con el bizcocho y el papel sobre el que lo hemos volcado y lo dejamos así hasta que enfríe.


Mientras tanto preparamos el ganache. Ponemos la nata en un cazo hasta que hierva. En otro cazo o bol, echamos el chocolate troceado. Cuando la nata hierva, la quitamos del fuego y la echamos encima del chocolate y removemos hasta que se deshaga. Cuando esto ocurra, lo cubrimos con papel film hasta que se enfríe.

Cuando ambas cosas estén frías, desenrollamos el bizcocho, echamos el chocolate y lo extendemos bien y, con cuidado, volvemos a enrollarlo, ya sin ningún papel.

Y ya está! Podemos echar un poquito más de azúcar glacé por encima o decorar con alguna fruta. Como la crema tiene nata, si no es para comer en el día, yo lo guardo en la nevera. Eso sí, luego habría que sacarlo un rato antes para que esté a temperatura ambiente. Si no, se queda duro.

Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso





viernes, 28 de abril de 2017

CUCURUCHOS DE YOGUR Y FRUTA

Hola a todos!!!

Como ya os comenté en el post anterior, estamos intentando hacer en casa recetas más saludables en general, aunque sin cortarnos cuando hay que darse un capricho. O los fines de semana, que nos lo tomamos con más relax.

De momento, hemos cambiado nuestros hábitos de desayuno y ahora comemos todas las mañanas algo de lácteo, cereal y fruta. Y luego, para la comida y cena, un poco de todo, pero añadiendo un poquito más de ensaladas, verduras, hortalizas, etc.

La receta que os traigo hoy no la puedo llamar ni receta de lo fácil que es. Diría que es una idea de postre sin más.


Compré hace tiempo unos conos metálicos que sirven para hacer cucuruchos con hojaldre o con algún otro tipo de masa. Así que, como quería usarlos ya, pensé en una receta en la que pudiera utilizarlos.

Los cucuruchos tenía claro que los iba a hacer de hojaldre, que quedan chulos.

Para el relleno, lo primero que pensé fue en hacer una crema pastelera. A mí, lo siento, lo siento, pero no me gusta la crema. La hago si hace falta pero no me gusta. Así que pensé en rellenarlos de algo con chocolate. Peeeero, como estamos con el momento este tan saludable, al final los he rellenado de yogur y frutas.

Así que la idea es tan fácil como os voy a contar ahora.

INGREDIENTES (a mi me han salido 7 cucuruchos):
  • 1 plancha de hojaldre
  • Yogur (yo he usado natural desnatado, pero podéis usar el que queráis)
  • Fruta (también podéis usar la que más os guste)
  • 1 huevo
  • Azúcar glacé

Precalentamos el horno a 200°.

Amasamos con el rodillo un poco la plancha de hojaldre para que quede más finita. La mía era redonda, así que la he cortado un poquito a cada lado para que quede un poco más cuadrada. Dividimos la masa en tiras de unos 4 cm de ancho, más o menos.

Ponemos la punta del cono metálico en uno de los extremos de la tira de hojaldre y vamos girándolo para que el hojaldre quede enrollado alrededor y tenga la forma de cono.

Pintamos cada cono con huevo batido y los metemos al horno unos 12 minutos más o menos.

Los sacamos, dejamos reposar un poco para que no estén tan calientes y quitamos el cono metálico.

Los conos, por cierto, los he comprado en una ferretería. En cualquiera que sea un poco grande y tenga artilugios de cocina seguro que encontráis. O por internet, claro.

Y después, simplemente echamos un poco de yogur, unos taquitos de frutas, otro poco de yogur, y otro poco de frutas. Y listo. Como os comentaba en los ingredientes, el yogur y la fruta puede ser el que más os apetezca.


En mis fotos veréis que no les he echado muchísimo yogur pero era solo por la foto, para que no se me desparramara. Se lo podéis echar hasta arriba y presentarlo, por ejemplo, en vertical, metidos en un vasito.

Es súper fácil, no es tan empalagoso como si fuera de crema o chocolate y, además, es tan fácil que lo podéis hacer con vuestros peques (los que tengáis).

Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso






viernes, 21 de abril de 2017

GALLETAS DE AVENA

Hola a todos!

Hacía tiempo que no escribía en el blog pero entre otitis, fiebres y demás de la peque y luego Semana Santa, no ha habido manera de encontrar tiempo para hacer recetas en condiciones.

Si me seguís en las RRSS, sobre todo en Instagram, que es donde cuelgo más fotos, sabréis que hemos estado unos días en Galicia. Hemos estado en las Rias Baixas, haciendo excursioncillas a unos cuantos sitios. Teníamos el apartamento en Sanxenxo pero cada día nos hemos ido moviendo: Pontevedra, Santiago, A Coruña, Combarro, Baiona, O Grove, La Toja... También habréis visto lo bien que hemos comido. La idea era volver con las pilas cargadas, cambiar un poco de aires y retomar el blog y las recetas con más ganas.

Además de las recetas que seguiré poniendo en el blog, hemos empezado en casa también a hacer una rutina de desayunos saludables. Esto me está costando un poco más porque no soy yo mucho de desayunar frutas y cosas así. Vamos, que yo soy de colacao/café y galletas o el dulce que haya por casa. Pero vamos a intentar hacer desayunos un poco más completos con lácteos, cereales, fruta, etc. De momento, no soy muy experta en ello, pero cuando pase un tiempo y vea como me va, igual os hago algún post de desayunos. Podéis ir viendo los diferentes desayunos en Instagram o Facebook.

También vamos a intentar comer y cenar más saludablemente, por lo menos entre semana. Que ya sabemos que el fin de semana nos permitimos comer cosas de vez en cuando no tan “sanas” y que tampoco pasa nada por darnos esos lujos de vez en cuando.

Y con saludables tampoco me refiero a comer lechuga todo el día, pero sí a comer variado y probar recetas nuevas con buenos ingredientes.

Tengo una receta salada preparada ya más o menos para el blog, pero hoy os traigo, de nuevo, una receta dulce a la vez que sana.

Galletas de avena!!! Después de buscar entre muchas recetas de galletas de avena en internet, me he decidido a hacer esta de la web de María Lunarillos (he variado algo pero muy poco). No sé cómo estarán las demás (ya probaré a hacer otra variando ingredientes y demás), pero esta os aseguro que están de muerte ( o a mí me lo parece!)

GALLETAS DE AVENA
  • 215 g mantequilla sin sal
  • 140 g de azúcar glacé
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo tamaño L
  • 3/4 de cucharadita de vainilla
  • 200 g de harina 
  • 200 g de copos de avena
La receta es super fácil. Vamos precalentando el horno a 160°.

Por un lado, vamos amasando la mantequilla, que debe estar blandita. Después le añadimos el azúcar glacé. Mezclamos bien y, mientras seguimos batiendo, echamos el huevo y la vainilla. Echamos la pizquita de sal.

Cuando está bien mezclado, incorporamos la harina y después la avena. Se trata de mezclar bien antes de echar el siguiente ingrediente, nada más.



Yo lo he hecho con la batidora-amasadora y lo he acabado a mano, que es más fácil. Podéis hacerlo con una batidora normal y acabar a mano o hacerlo todo a mano. Cada uno como le venga mejor.

Ponemos papel de horno sobre la bandeja de horno. Tenemos que hacer bolitas con la masa y extenderlas un poco con los dedos sobre el papel, dándole la forma que queráis, redonda, más ovalada…

Las mías las he hecho de un tamaño majo y me han salido 27 galletas.

Metemos al horno unos 15 minutos. Se nota que están hechas porque los bordes se empiezan a poner un poco más doraditos.

Tendréis que hacer más de una tanda en función del tamaño del horno. Yo he hecho 3.

Las sacamos, las dejamos reposar en la propia bandeja 5 minutitos y las ponemos en un plato.

Y a comer galletas!!!!!!


Espero que os haya gustado!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso!

miércoles, 29 de marzo de 2017

PAN DE PLÁTANO CON PEPITAS DE CHOCOLATE

Hola a tod@s!

Aquí estamos de nuevo con una receta riquísima. La semana pasada, al final, no pude publicar nada. Empecé la semana con un par de ideas sobre recetas que quería hacer pero al final, por circunstancias de la vida, sólo me dio tiempo a hacer una y no me salió todo lo bien que quería. Así que decidí no publicar nada. Los que me seguís por Facebook ya visteis una foto de uno de los donuts que hice. Tenían una pinta bastante decente y se podían comer pero no sabían a donut donut como deberían saber. Así que seguiré intentándolo hasta encontrar una receta mejor.

Esta semana os traigo algo que a mí me encanta y espero que a vosotros también. Pan de plátano con pepitas de chocolate. Mmmmmm…está que te mueres!!!!!


Ya la había hecho hace algún tiempo y me encantó. Y, sinceramente, pensé que esta semana tenía que hacer algo que ya hubiera hecho alguna vez en la vida en vez de ponerme a innovar. Si no, me veía dos semanas seguidas sin publicar y no era plan.

La receta la encontré hace años en un blog que se llama Gastroandalusí y he repetido porque recordaba lo rico que había quedado la otra vez.

No os puedo contar el origen exacto de esta receta porque es un poco incierto pero es muy popular en Estados Unidos. Se sabe que el pan de plátano aparece en un libro de 1933 que se llama “El recetario de cocina de Pillsbury” y, a partir de entonces, como es una receta muy sencilla, se hizo muy popular en todos los hogares, tanto de EE.UU. como del resto del mundo.

Según la Wikipedia, el pan de plátano es un tipo de pan elaborado con la pulpa del fruto del plátano y fermentado, por regla general, con levadura química (en lugar de levaduras naturales de panificación). No obstante, hay recetas que se elaboran con levaduras naturales, tal y como se hacen con los panes tradicionales. El pan de banana es considerado un "pan rápido" (quick bread) y su elaboración ha de ser tal que su masa debe quedar húmeda para ser considerado de calidad.
INGREDIENTES:
  • 3 plátanos (que no estén muy duros)
  • 2 huevos tamaño L
  • 80 g de mantequilla sin sal
  • 100 g de azúcar moreno
  • 220 g de harina de trigo
  • 1 cucharada de levadura química (unos 15 g de levadura)
  • 1 cucharadita y media de aroma de vainilla 
  • 100 g de pepitas de chocolate (yo he usado chocolate negro, pero podéis echar chocolate con leche)
  • Una pizca de sal

Precalentamos el horno a 180°.

Tamizamos la harina con la levadura y la sal y reservamos.

Mezclamos la mantequilla, que debe estar blandita, con el azúcar moreno. Cuando esté bien mezclado, añadimos los dos huevos y seguimos removiendo.

Después vamos añadiendo, poco a poco, la mezcla de la harina, levadura y sal.

Añadimos la vainilla y volvemos a remover.

Partimos los 3 plátanos y los aplastamos con un tenedor y, cuando tengan la textura de un puré, los echamos a la mezcla y removemos bien.

Por último, echamos las pepitas de chocolate y mezclamos. Yo he usado chocolate negro pero podéis usar otro chocolate e incluso se le puede echar nueces o pasas o lo que os apetezca.

Echamos la mezcla al molde. En este caso he usado un molde tipo plum cake como este. Además le he echado el spray desmoldante como hago siempre y también le he puesto un tira de papel de horno a lo largo del molde (más largo que el molde para que sobresalga por arriba) para que luego se pueda tirar de él y sea más fácil desmoldar. El spray lo he echado antes de poner la tira de papel y, después de poner la tira, un poquito más por encima.

Metemos al horno. Yo lo he tenido unos 50 minutos pero vais echando un ojo. Cuando pinchéis y el palillo o lo que uséis salga limpio, ya está.

Como es una receta que no tiene mayor complicación podéis hacerla a mano tranquilamente mezclando con una varilla.


Espero que os haya gustado!!!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso!!




jueves, 16 de marzo de 2017

GALLETAS DE MANTEQUILLA

Hola a tod@s!!!

Esta semana pensaba traeros dos recetas. Y en mi casa he hecho las dos recetas, pero la primera no me quedó todo lo bien que debería, así que la intentaré mejorar y ya os la pondré en el blog. Si me seguís por las redes sociales, sabréis que me refiero a las tejas. A ver, que no estaban mal, pero se pueden mejorar. Tengo que volver a probar con algún cambio en las cantidades y ya os contaré.

La que sí que os traigo es esta: galletas de mantequilla!!!


¿Os acordáis de la caja azul metálica de las galletas danesas? Yo recuerdo tener en casa esa caja cuando era pequeña (la verdad que hace mucho que no las como) y cuando hoy he probado las galletas de mantequilla me han recordado a ellas. No son exactamente igual pero saben parecido.

Son súper fáciles de hacer y con ingredientes muy sencillos. En este caso, el aroma que se les echa es el de vainilla, pero podríais cambiarlo y echar otro sabor que os guste más: ralladura de naranja, de limón, canela, otros aromas… Lo que os guste.

INGREDIENTES:
  • 500 g de harina
  • 250 g de mantequilla sin sal
  • 250 g de azúcar
  • 2 cucharaditas de vainilla (yo he usado el aroma de vainilla Vahiné que uso muchas veces)
  • 1 huevo tamaño L
Es bastante cantidad a la hora de amasar. Es decir, que en una batidora normalita os va a resultar difícil. Si tenéis más grande como yo, genial. Si no, también se puede hacer a mano en un bol grande. O también podéis hacer la primera parte de los ingredientes en la batidora de varillas normal y, cuando llega el momento de añadir la harina, pasarlo a un bol grande o, si podéis, en vuestra encimera directamente (yo no puedo porque la mía es de madera), etc. Eso como vosotros veáis.
Con estas cantidades a mi me han salido unas 50 galletas ( ya veis que tampoco son muy grandes), aunque podrían haber salido más si hubiera usado los restos de masa que quedan cuando vas cortando con el cortador.


La receta en sí es tan sencilla como esto. Tamizamos la harina y reservamos. Echamos la mantequilla en trocitos no muy duros junto con el azúcar y amasamos hasta que esté todo bien incorporado. Después añadimos el huevo y las dos cucharaditas de vainilla y volvemos a mezclar. A esta mezcla hay que ir añadiendo la harina que previamente hemos tamizado, poco a poco. Vamos amasando y vemos que la mezcla se hace mucho más densa. Por eso, esta última parte, si la tenéis que hacer a mano, tampoco es tan complicada. Pero si tenéis amasadora os ahorra un rato de trabajo.

Cuando ya esté, tenéis que extender la masa hasta que quede más o menos fina (el grosor de una galleta) y meterla al frigo hasta que esté fría y un poco durita (yo la he tenido como una hora). La masa la podéis extender encima de un papel de horno con el rodillo. Como es bastante masa, podéis dividirla y amasar por partes y ponerla en diferentes bandejas en el frigorífico.


Cuando ya la tenemos refrigerada, la tenemos que cortar con un cortador. Yo he usado uno redondo normalito, no muy grande, pero hay de mil formas, la que más os guste.

Después volvemos a refrigerar las galletas un ratito más corto, como unos 20-30 minutos y vamos precalentando el horno a 180°. Las sacamos del frigo y las metemos al horno unos 10-12 minutos. Estad atentos a los bordes de las galletas que se van a ir dorando. Los minutos también varían un poco en relación a si las queréis más blanquitas o menos, pero de 10 a 12 minutos está bien.

Al sacarlas, las dejáis que se enfríen en la bandeja y luego ya las pasáis a una fuente.

Por último, a algunas las he bañado en chocolate negro, para darles otro toque!!!


Espero que os hayan gustado!!! Aprovechad el finde para hacerlas!!!

Recordaros que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Que además en el grupo os pongo más cositas aparte de lo del blog. Y también me podéis seguir por Instagram, en el perfil de Cookintoki

Un beso