lunes, 3 de diciembre de 2018

NUTELLOTTIS

Hola a tod@s!

Hoy os traigo una receta dulce que conocí hace ya unos cuantos años y me llamó la atención por lo fácil que es de hacer.

No os voy a engañar. Esta no es nada “healthy”. Pero bueno, un día es un día. No soy yo de comer muchísimo dulce así que no pasa nada. Aunque bueno, seguro que este mes de diciembre, algún día que otro vamos a volver a pecar…

Hoy hacemos NUTELLOTTIS.


Y, como su propio nombre indica, son galletas de Nutella.

INGREDIENTES (para unas 14 galletas):
  • 180 g de Nutella + 100 g para decorar 
  • 150 g de harina 
  • 1 huevo L 
Ponemos en un bol los 180 gramos de  Nutella y el huevo y mezclamos con una varilla.

Echamos después la harina (previamente tamizada) y mezclamos bien otra vez, hasta que quede todo bien integrado.

Precalentamos el horno a 180°.

Hacemos bolitas (no muy grandes) con la masa y las ponemos en una bandeja de horno cubierta de papel de horno.

Con un dedo, hacemos un huequito (no hasta abajo del todo) en el centro de la galleta. Y ahí será donde después pondremos un pelín de Nutella.

Metemos las galletas al horno unos 12 minutos.

Sacamos, dejamos reposar unos minutos y pasamos a una rejilla.

Cuando estén frías, con una manga pastelera y una boquilla de estrella (o una que tengáis bonita), ponéis un pelín de nutella en cada huequito.

Espero que os haya gustado!!!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Y por Instagram, en el perfil de Cookintoki. En las dos redes os pongo más cositas aparte de lo del blog, sobre todo por Instagram, donde intento colgar alguna foto prácticamente cada día.

Un beso,

Ane

jueves, 29 de noviembre de 2018

HUEVOS A LA ESCOCESA

Hola a tod@s!

Hoy os traigo una receta súper vistosa, facilona y que, a partir de una misma idea, se pueden hacer varias versiones.

Son HUEVOS ESCOCESES o HUEVOS A LA ESCOCESA.


Los huevos a la escocesa son huevos cocidos cubiertos de carne de salchicha y con un rebozado. Y, a partir de aquí, donde la imaginación os lleve. Para eso son las recetas también, para cambiarlas dentro de lo posible y ver qué tal.

Podéis hacerlos con huevos de gallina o codorniz (yo los he hecho con gallina, aunque quedan bastante grandes, la verdad) y lo que lo recubre, en vez de salchichas, podéis hacerlo con carne de ternera, cerdo, etc. Como si fuera una albóndiga. O con pollo, que es como las he hecho yo.

Es fácil, es rico pero, esto ya es cosa mía, quizá es un plato un pelín seco así él solo. Así que yo lo he acompañado de un poco de salsa de mostaza. Pero podéis poner la salsa que queráis. Yo creo que con pollo y huevo queda bien casi cualquiera! La próxima vez las hago con carne o salchicha y vemos qué tal! Para eso estamos en este blog, para aprender y probar cosas nuevas!

INGREDIENTES (para dos huevos):
  • 2 huevos + 1 para rebozar 
  • Unos 300-350 g de pechuga de pollo (he usado 2 pechugas de una bandejita de Eroski que suelen venir 3) 
  • Pimienta negra 
  • Nuez moscada 
  • 1 cucharadita de Mostaza de Dijon 
  • Ajo en polvo 
  • Sal 
  • Harina 
  • Pan rallado 
  • Aceite de oliva 
  • Para acompañar: la salsa que más rabia os dé, yo he puesto mostaza (de la normal, no de Dijon)

Cocemos los dos huevos. No los cozáis del todo, para que quede la yema blandita por dentro. Unos 7 minutos desde que empieza a hervir (si queréis que queden duros duros, cocedlos como hagáis habitualmente). Cuando los quitéis del fuego, los metéis en agua fría un poco para cortar la cocción. Los sacáis y reserváis.

Por otro lado, limpiamos las pechugas de posibles trozos de grasa y demás que puedan tener. Las cortamos en trozos pequeños y las echamos en la picadora, junto con la mostaza de Dijon, pimienta negra, nuez moscada, ajo en polvo y sal y picamos bien.

La cantidad de especias, un poco al gusto. Yo suelo hacer las recetas con no demasiado de cada y las siguientes veces voy variando en función de mis propios gustos.

Dividimos la masa que nos ha quedado en dos partes y aplastamos un poco cada una de ellas. Pelamos los huevos y ponemos cada uno encima de cada una de las masas y con ella envolvemos el huevo (que no se vea por ningún lado!).

Cogemos cada bolita (o bolaza) y la pasamos por harina, huevo batido y pan rallado y la freímos en aceite de oliva. Dejamos que se haga bien por todos los lados y, cuando esté doradito, sacamos!

Y ahora llega lo mejor de todo. Cortar por la mitad y ver esa yema…

Espero que os haya gustado!!!


Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Y por Instagram, en el perfil de Cookintoki. En las dos redes os pongo más cositas aparte de lo del blog, sobre todo por Instagram, donde intento colgar alguna foto prácticamente cada día.

Un beso,

Ane


miércoles, 14 de noviembre de 2018

CREMA DE CALABAZA

Hola a tod@s!

Probablemente esta sea una de las recetas que más a menudo hago y de la que tendré más fotos colgadas en Instagram. No sé si será mi crema / puré preferido, pero ahí andará.

La llevo comiendo desde tiempos inmemoriales porque es la que me hacía mi ama y, de hecho, la receta es la que hace ella. Aunque, a veces, incluyo algún ingrediente diferente al original y cambio las cantidades.

Es nuestra CREMA DE CALABAZA. Los que me seguís en las redes sociales ya habéis visto, más o menos, la receta que hago pero hoy la dejo escrita en el blog, con las cantidades que yo uso y así se puede consultar más fácil.


También os digo que en mi casa se llama así porque tiene calabaza y es naranja pero vamos, que tiene más cosas. Así que podríamos llamarla crema de verduras y listo. De hecho, para mi madre y para mí, es el puré naranja.

INGREDIENTES (para unas 5 raciones más o menos)

  • 2 ruedas de calabaza medianas o 1 grande (suelo coger las de Eroski, no se el peso exacto, diría que suelen pesar unos 500-600 gramos cada una y a eso hay que restar la piel y las pepitas así que en realidad es bastante menos). Para la receta da un poco igual, os quedará más cantidad o con un pelín más o menos sabor a calabaza pero la manera de hacer todo es exactamente igual.
  • 3 puerros
  • 5 patatas medianas
  • 3 zanahorias grandes
  • Opcional: incluir algún otro ingrediente como, por ejemplo, cebolleta (la última vez incluí media cebolleta)
  • Sal
  • Semillas o cualquier otra cosa que os apetezca para echar por encima.

Mi crema de calabaza (o verduras, como queráis) es tan sencilla que sólo consiste en pelar, lavar, cortar en trozos todas las verduras y echarlas en una olla amplia. Cubrimos con agua (no nos pasemos con el agua que luego queda demasiado líquido). Cubrimos justo-justo(que no floten!) y, si hace falta más, ya tendremos tiempo de rectificar. Echamos sal y ponemos a fuego medio, medio-alto.

Yo lo suelo tener como unos 40 min, pero suelo ir pinchando para ver cómo va, sobre todo la zanahoria y la patata. Si veo que ya está lo suficientemente blando, lo retiro antes. O al revés.

Cuando lo quitemos del fuego, lo trituramos bien con la batidora y probamos, por si hace falta un poco más de sal.

Con estas cantidades me salen como unas 5 raciones pero también va un poco en función del agua que echemos. Alguna vez me ha salido un poco más o un poco menos. Suelo hacer estas cantidades y así aprovecho para congelar para otros días.

Luego, a la hora de servir, suelo poner por encima un puñado de semillas variadas. Pero podéis poner lo que queráis, unos picatostes, unos trozos de verduritas, etc.

Espero que os haya gustado!!!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Y por Instagram, en el perfil de Cookintoki. En las dos redes os pongo más cositas aparte de lo del blog, sobre todo por Instagram, donde intento colgar alguna foto prácticamente cada día.

Un beso,

Ane





jueves, 25 de octubre de 2018

SALCHICHAS MOMIA - Especial Halloween

Hola a tod@s!

Pues ya tenemos Halloween otra vez aquí a la vuelta de la esquina.

¿Sois de celebrar este tipo de fiestas? ¿Hacéis algo especial? Yo os tengo que decir que, realmente, en Halloween nunca he hecho nada especial peeeero soy de la opinión de que todas las fiestas son bienvenidas. ¿Qué no es típica nuestra? Pues efectivamente, pero mejor tener una fiesta que no tenerla. Por mí, como si nos traen una fiesta de cada país del mundo. Además, es verdad que en los últimos años se ve muchísimo más ambiente en la calle o en las tiendas cuando llega Halloween y ya, si tienes niños, ni te cuento.

Bueno, el caso es que os voy a ir dejando alguna idea que he visto por Internet o que se me haya ocurrido, muy facilitas, para que podáis hacer en casa, e incluso con vuestros peques.

Aquí os dejo unas SALCHICHAS MOMIA terroríficassssssss!!!! Muajjajjjajajaaaa!


INGREDIENTES:
  • 10 Salchichas 
  • 1 plancha de Hojaldre rectangular 
  • 1 huevo 
  • Ojos de azúcar (son como caramelitos con forma de ojos que se usan en repostería) 
  • Tomate / kétchup / mostaza 
Es una receta hiper mega fácil pero quedan chulas y seguro que a vuestros peques les encanta.

Precalentamos el horno a 180°.

Extendemos la placa de hojaldre y la cortamos a lo largo en tiritas de 1 cm de ancho, más o menos.

Envolvemos las salchichas con cada tirita de hojaldre. No hace falta que quede perfecto (es una momia!) pero sí que en uno de los extremos dejéis un huequito abierto donde se vea un poco más la salchicha para poder poner después los ojos. Si no os llega con una tira, podéis seguir con otra nueva.


Pintamos el hojaldre con un huevo batido y ponemos todas las salchichas en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Metemos unos 20 minutos (o hasta que el hojaldre esté bien doradito).

Cuando estén ya fuera, para ponerles los ojos, ponemos dos pizquitas de tomate / kétchup / mostaza (lo que más rabia os dé) a modo de pegamento y pegamos dos ojitos en cada salchicha.

Y ya está!

Los ojos son dulces. Así que, a la hora de comerlas, si queréis, podéis retirarlos. Es sólo para hacerlo bonito. Y tened cuidado con los más peques, que estos ojos son duros y además se podrían atragantar. También podéis hacer los ojos con dos gotitas de kétchup o mostaza y listo, sin usar los caramelitos.

Espero que os haya gustado!!!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Y por Instagram, en el perfil de Cookintoki. En las dos redes os pongo más cositas aparte de lo del blog, sobre todo por Instagram, donde intento colgar alguna foto prácticamente cada día.

Un beso,

Ane




miércoles, 10 de octubre de 2018

NUTELLA CASERA

Buenas a tod@s!

Hoy toca dulce! He hecho una receta súper fácil que hacía tiempo que le tenía ganas.

NUTELLA CASERA. Bueno, Nutella, Nocilla, crema de cacao y avellanas, llamadlo X. 


El caso es que está buenísima y hecha como Dios manda, sin cosas raras, ni ingredientes caquita. No es muy dulce porque es con chocolate negro y no lleva más azúcar que la del propio chocolate y es un poco rústica ya que, al hacerla con picadora, se nota un poco los megaminitrocitos de avellana. Ya me contareis! A mí me ha gustado!

Hay miles de recetas por ahí de esta crema de cacao pero, después de buscar y buscar, he hecho una receta que tiene ingredientes fáciles y se hace en 5 minutos (palabrita del Niño Jesús). En concreto, he hecho la de El Comidista.

Si en las próximas semanas hago alguna otra variante de la crema con ingredientes diferentes y está mejor, os informaré en otro post. Pero, de momento, vamos con este!

INGREDIENTES:
  • 150 g de avellanas tostadas, peladas y sin sal
  • 150 g de chocolate negro, cacao 55% mínimo 
  • 1 cucharada de aceite de oliva suave 
  • 1 pizca de sal 
  • ½ cucharadita de aroma de vainilla 
Echamos las avellanas y la sal en la picadora y picamos hasta que quede muy finito. Yo he usado el accesorio de picadora que viene normalmente con las batidoras normales.

Cuando esté bien picado, añadimos la cucharada de aceite y volvemos a picar, hasta que quede todo bien integrado. Quedará ya como una especie de crema o masa.

Partimos el chocolate en trocitos y lo derretimos en un bol en el microondas a intervalos de 30 segundos a 800 w para que no se nos queme. Con un minuto y medio o un poco más para mí ha sido suficiente. Removemos con una cuchara o espátula para que se acabe de derretir.

Lo echamos en la picadora y volvemos a mezclar/picar para que quede todo bien mezclado.

Echamos la vainilla, mezclamos por última vez y listo. Podéis usar vaina de vainilla, que es mejor, pero yo he probado con el aroma de vainilla que es lo que suelo tener en casa y queda bien.

Tenéis que guardarlo en un bote que se cierre herméticamente. Yo lo he metido un rato en el frigo para que se endureciera un poco y luego ya lo he dejado fuera, a temperatura ambiente, en el tarro, bien cerrado.

Y amigos, cuidado con esos dedos que ya veo que los estáis metiendo para rechupetear!! Seguro que este finde os coméis más de una tostadita de nutella casera! 


Espero que os haya gustado!!!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Y por Instagram, en el perfil de Cookintoki. En las dos redes os pongo más cositas aparte de lo del blog, sobre todo por Instagram, donde intento colgar alguna foto prácticamente cada día.


Un beso,

Ane

jueves, 27 de septiembre de 2018

3 IDEAS DE ENSALADAS FÁCILES, RICAS Y SALUDABLES

Hola a todos!

Esta semana os traigo un 3 en 1! Tres ideas de ensaladas en el mismo post pero muy muy facilitas. Porque nadie ha dicho que comer rico y sano sea sinónimo de platos complicados o de estar 3 horas cocinando.

Estos 3 ejemplos son ensaladas que hago habitualmente en casa y, quitando el ingrediente principal, el resto son algunas de mis sugerencias (y que a mí me gustan). Pero puedes quitar/poner lo que quieras.

Vamos allá con estas 3 ensaladas básicas!

ENSALADA CLÁSICA DE PATATA Y HUEVO 


Y digo clásica porque es la que he comido siempre en casa desde que era pequeña.

¿Qué lleva? (para unas dos personas más o menos)
  • 1 patata grande 
  • 2 huevos 
  • 1 lata de bonito, uno 50-60 g (aunque yo suelo tener embotado, así que lo echo a ojo y normalmente más cantidad de lo que llevan las latas pequeñas)
  • 1 botecito de aceitunas, también unos 50 g.
  • 1/4 o ½ cebolleta 
  • lechuga (si uso de bolsa, por ejemplo, tipo Florette, pongo 1 bolsa entera, que son unas 2 raciones) 
  • 1 o 2 tomates 
  • cualquier otra cosa que se te ocurra o te apetezca. El límite está en tu imaginación. 
Las cantidades son un poco a ojo, depende qué os gusta más o el tamaño del producto, etc.

Cocemos huevos y patatas como solamos hacer habitualmente. Los huevos los suelo hacer unos 10 minutos para ensalada normal como esta y la patata, depende el tamaño y el tipo de patata (30, 35, 40 min, depende).

Cortamos cebolleta y tomates, mezclamos todo y aliñamos. Normalmente me limito a aceite, vinagre y sal. Pero si os parece demasiado soso, podéis echar otro aliño que os guste.

ENSALADA DE LEGUMBRES 


La que más me gusta a mí es con alubias blancas, pero con garbanzos también está muy rica. Incluso se puede hacer con lentejas. Aunque está ultima, para mí, es como totalmente diferente.

A esta yo le echo (para 2 personas):
  • 1 bote de 400 g de alubias blancas 
  • pimiento rojo (un trozo del tamaño que queramos, depende el pimiento) 
  • pimiento verde (un trozo del tamaño que queramos, depende el pimiento) 
  • pimiento amarillo (un trozo del tamaño que queramos, depende el pimiento) 
  • 1 tomate 
  • 1/4 cebolleta 
  • 1 lata de bonito (o un poco más como en la ensalada anterior)
  • 1 botecito de aceitunas, unos 50 g.
  • hojas verdes tipo rúcula, canónigos…. (opcional)
Para esta ensalada no hay ni que cocer. Yo suelo usar alubias blancas de bote, que sólo hay que sacar del bote y lavarlas bien, para quitarles el líquido en el que están.

El resto de los ingredientes, lavar (los que haya que lavar) y picar (los que haya que picar).

Aliñamos, mezclamos y a comer. El aliño también suelo usar el básico de aceite, vinagre (muy poco) y sal.

ENSALADA DE PASTA INTEGRAL 


Antes, cuando pensaba en ensalada de pasta, siempre me venía a la cabeza la típica del verano con salsa rosa, que oye, también está muy rica. Pero no es la única del mundo!

Dentro de hacer ensalada de pasta, la vamos a hacer pelín más saludable y vamos a usar pasta integral. Animaos, que está muy buena!

Para esta ensalada necesitamos (para 2 personas):
  • 80 g de pasta integral (suelo usar pasta tipo macarrón) 
  • 1 aguacate 
  • 1 trozo de queso de cabra (la cantidad que queráis)
  • 1 trozo de otro queso (opcional). En este caso, eché emmental (la cantidad que queráis)
  • hojas verdes tipo rúcula, canónigos… 
Cocemos la pasta como ponga en el paquete, escurrimos y dejamos enfriar un poco.

Cortamos en trocitos el aguacate, el queso de cabra y, si echáis otro queso, pues también. En este caso puse emmental porque lo tenía en casa y tampoco es excesivamente fuerte. Ya tenemos el de cabra, que tiene bastante sabor.

Mezclamos todos los ingredientes, aliñamos como en las otras ensaladas y a comer!

Las 3 ensaladas son ejemplos nada más de lo que yo hago en casa. Podéis cambiar o añadir todos los ingredientes que queráis o poner más o menos cantidad. Y podéis aliñar de otra manera que os apetezca más. Por ejemplo, en la de pasta, a mí también me gusta con un poco de pesto. Y también suelo echar semillas variadas por encima en cualquiera de las 3!

Espero que os haya gustado!!!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Y por Instagram, en el perfil de Cookintoki. En las dos redes os pongo más cositas aparte de lo del blog, sobre todo por Instagram, donde intento colgar alguna foto prácticamente cada día. 

Un beso,
Ane

miércoles, 19 de septiembre de 2018

ALITAS DE POLLO AL HORNO


Hola a tod@s!

He vuelto!!!! He tardado un poco más de lo previsto porque el inicio de septiembre ha sido intenso gracias a eso que es la adaptación del cole.

Porque sí, la peque ya no lo es tanto y ya vamos al colegio y todo! Pero la adaptación ya ha acabado gracias a Dios (y muy satisfactoriamente) y volvemos a tener algo de tiempo para hacer recetitas.

Mis propósitos para este año son varios.

Por un lado, poner en el blog recetas del día a día lo más saludables posibles, que muchas veces son tan sencillas que sólo las pongo en Instagram, pero me he dado cuenta que, cuando yo misma no tengo inspiración, también busco ideas fáciles en otros blogs, así que porque no poner yo las mías?

Por otro lado, hacer de vez en cuando recetas más elaboradas, ya que este año algunos días tendré más horas libres y además sin una niña pegada a los pies, por lo que podré dedicar algo de tiempo a practicar.

Por último, volver a hacer algunas cosas dulces. Este blog, en un inicio, empezó más relacionado con la repostería pero, por la falta de tiempo, ha ido derivando hacia recetas saladas y más fáciles. No nos engañemos, la repostería no se hace en 5 minutos y una ensalada bien rica sí.

Además, y esto ya es una reflexión personal que puede que no os interese en absoluto (jeje), quiero volver a hacer algo de ejercicio, leer, redistribuir ciertas cosas en casa y, además, aunque no lo parezca, tengo un trabajo (aunque no de 8 horas al día).

Y vamos con la primera receta para diario: ALITAS DE POLLO AL HORNO 


      INGREDIENTES (para 2 personas):

  • 6 alitas de pollo partidas, es decir, 12 trozos (tengo cierto problema con las alitas, cómo se cuentan? Cada trozo es una alita? Cada trozo lo llamáis media alita? En fin…) 
  • 2 patatas 
  • ½ cebolleta grande (o cebolla, lo que tengáis en casa) 
  • ½ vaso o un poco más de vino blanco 
  • Aceite 
  • Sal 
  • Pimienta negra 
  • 4-5 dientes de ajo
En realidad casi no vamos a trabajar en esta receta. El horno lo hace todo!

Lo precalentamos a 250°.

Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en rodajas no demasiado finas. Por otro lado, cortamos la cebolleta en juliana.

En una fuente para horno, echamos un poco de aceite (que cubra el fondo más o menos) para que no se peguen las patatas (aunque a mí se me acaban pegando un poco siempre).

Ponemos las rodajas de patatas y la cebolleta bien distribuidas.

Salpimentamos las alitas y un poco también las patatas. Podemos usar otro tipo de especias o hierbas, las que más rabia os den. Y de cantidad lo mismo, al gusto de cada uno.

Ponemos las alitas sobre la cama de patatas y cebolleta. Ponemos también los dientes de ajo sin pelar (son para dar algo más de sabor, yo no me los como, pero si os gustan así...). Echamos por encima el vaso de vino blanco y un poco más de aceite por encima de las alitas.

Metemos la fuente al horno. En este caso la he puesto un poco más en la zona de abajo del horno (casi todas las recetas de horno las suelo hacer poniéndolas en la mitad).


Pasados 20 minutos, abrimos el horno y damos la vuelta a las alitas para que se hagan bien por todos los lados.

Pasados otros 20 minutos, les volvemos a dar la vuelta. Las tenemos unos 5 minutos más para que se acaben de dorar. Sacamos y servimos.

Dependiendo del tamaño o de la cantidad de pollo que pongamos, quizá el tiempo de horno varíe un poco. Y también podéis echar un poco más de vino blanco o un poco de agua si vais viendo que está un poco seco.

Espero que os haya gustado!!!

Recordad que me podéis dejar un comentario en esta entrada y me contáis lo que os parezca. Además me podéis seguir en el grupo de Facebook Cookintoki. Y por Instagram, en el perfil de Cookintoki. En las dos redes os pongo más cositas aparte de lo del blog, sobre todo por Instagram, donde intento colgar alguna foto prácticamente cada día.

Un beso,
Ane